¿En qué consiste la cirugía?

La braquioplastia es una intervención destinada a tratar la flacidez y el exceso de grasa de la cara interna de los brazos. Con el paso de los años o tras haber perdido mucho peso, la piel de los brazos puede dar un aspecto de flacidez. Cuando ésta es pronunciada no existe ningún tratamiento que sea eficaz salvo la cirugía.

El Procedimiento

Al tratarse de una intervención ambulatoria no precisa ingresar en una habitación del hospital. Su cirujano le recibirá en una sala anterior al quirófano, donde le marcará con rotulador el área a intervenir. La operación dura entre 1 y 2 horas. Usted se encontrará sedado, por lo que no percibirá ningún tipo de dolor o molestia.
Tras la intervención, el paciente vuelve a la sala previa al quirófano, donde permanecerá el tiempo necesario hasta que se recupere completamente. Se le colocará una venda compresiva en ambos brazos y se le administrarán analgésicos para que se encuentre bien. Al día siguiente esa venda será substituida por una faja, que deberá llevar durante al menos 2 semanas.
Cuando ya se le de el alta podrá volver plenamente consciente a su domicilio. Al día siguiente acudirá a nuestra clínica donde el cirujano le realizará la primera cura y observará su evolución.

Ventajas

  • Mejora la autoestima.
  • Mínimas incisiones.
  • Anestesia local.
  • Cicatrices no visibles.
  • Resultados naturales.