¿En qué consiste la cirugía?

Con mínimas incisiones se consigue la elevación de la frente, cejas, área lateral periorbitaria y el tercio medio de la cara, zonas del rostro que se han descendido por causa del envejecimiento, por constitución o factores genéticos de cada paciente.

El Procedimiento

La Cirugía Endoscópica Facial es un procedimiento quirúrgico de rejuvenecimiento facial que se hace por medio de la cirugía endoscópica de alta tecnología. Por medio de unas pequeñas incisiones dentro de zonas cubiertas por el cabello frontal y/o temporal, y con la ayuda de un endoscopio que aumenta la imagen 32 veces su tamaño normal, se logra despegar la piel en la zona frontal para elevar y ascender los tejidos de frente, cejas, periórbita lateral y región de los pómulos según cada caso, protegiendo al mismo tiempo las estructuras nerviosas y vasculares que otras técnicas quirúrgicas dañan. En este momento, se suspenden en su nuevo sitio mediante innovadores implantes absorbibles fijados directamente al hueso o a la fascia. Las pequeñas incisiones son cerradas con grapas metálicas y la cirugía es protegida mediante un vendaje de micropore. Se realiza bajo anestesia general y es de manejo ambulatorio.

Ventajas

  • Rejuvenecimiento Facial natural.
  • Técnica endoscópica de alta tecnología.
  • Mínimas incisiones.
  • No quedan cicatrices visibles.
  • Rápida recuperación.
  • Resultados satisfactorios.

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) o Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF, Plasma Rich in Growth Factors) es una de las últimas técnicas de regeneración celular que se utiliza para acelerar la curación de las lesiones musculares, tendinosas y articulares.

Es una técnica mínimamente invasiva que se realiza de forma ambulatoria. Se le extrae al paciente una pequeña dosis de sangre similar a una analítica común (entre 2 y 8 mililitros) con una pequeña aportación de anticoagulante. Esa sangre se somete a un proceso de centrifugado que permite separar la fracción más rica en plaquetas que contiene Factores de Crecimiento.

Posteriormente se separa la parte más rica en factores de crecimiento descartando el resto, se le añade cloruro cálcico para liberar los factores de crecimiento plaquetarios y se inyecta directamente en la zona lesionada por vía articular o muscular.

La Bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas nos permite detener el proceso de envejecimiento y restaurar el normal funcionamiento de la piel, promoviendo una notable regeneración celular.

Esto se traduce en una piel más joven, luminosa y lozana, con una mejor textura y disminución de las arrugas finas.

Este tratamiento es ideal para combatir las líneas de expresión, cicatrices ocasionadas por el acné, manchas faciales tipo UV, así como la calvicie ( alopecia).

Reduce las arrugas y líneas de expresión obteniendo una apariencia más joven con la moderna aplicación de la Toxina Botulínica.Es un sencillo procedimiento no quirúrgico, que ayuda a retener la elasticidad de la piel y de los músculos del rostro. Se aplica principalmente en áreas donde hay alta actividad muscular, es decir, mayor gesticulación lo que produce la formación de las arrugas.

La aplicación de Toxina Botulínica es avanzada, disminuye las arrugas de frente, entrecejo y contorno de ojos (patas de gallo). Según la necesidad de cada paciente se pueden elevar sutilmente las cejas para realzar la mirada.

La Toxina Botulínica se puede aplicar también a los lados de la boca y las mejillas, ya que los músculos y la piel de esta parte de la cara tienden a caerse. Otra zona de aplicación es el cuello, donde muchas personas tienden a formar líneas o las llamadas bandas del cuello que dan un aspecto envejecido. Además permite combatir la migraña y la calvicie ( alopecia).

Con nuestra moderna técnica de aplicación el resultado es completamente natural. Tiene la ventaja que previene la formación de nuevas arrugas. Es un tratamiento que realizado de forma adecuada y por manos expertas es seguro y eficaz.

Con este relleno facial de última generación a base de Ácido Hialurónico que se asemeja al del propio organismo, disminuye notoriamente las arrugas profundas y las líneas de expresión, restaura el volumen de algunas zonas del rostro e hidrata la piel mejorando su aspecto.El Ácido Hialurónico es muy útil para solucionar problemas de líneas de expresión, patas de gallo, ojeras, aumento de pómulos, modelado del contorno facial, surcos nasolabiales, corrección de cierto tipo de cicatrices, realce y volumen de labios, entre otros.

Además el Ácido Hialurónico da brillo y elasticidad a la piel debido a que estimula la producción de colágeno gracias a su alto poder hidratante. Su durabilidad es entre 10 y 12 meses por su efecto de larga duración, ya que un producto altamente resistente.

El procedimiento para aplicar el Ácido Hialurónico es sencillo, rápido y seguro. Sus resultados son instantáneos, naturales y duraderos.

Las células madres son capaces de auto-renovarse, lo que permite una regeneración y reparación de los tejidos. Este nuevo y exitoso método ataca tres focos: la flacidez, pérdida de volumen y el envejecimiento propio del rostro.
El procedimiento consiste en realizar una pequeña liposucción en una zona previamente definida por el médico tratante y el paciente. Se extrae grasa de la región que se elige para luego someterla a una serie de procesos en las que se puedan separar las células madre. Posteriormente, éstas son inyectadas en la piel del paciente donde se anidan y comienzan a renovar la piel de manera profunda e intensa, dándole un aspecto mucho más fresco y joven.
La mayor ventaja de este procedimiento es que se realiza con células vivas del propio paciente que trabajan para reestructurar, reparar y revitalizar los tejidos de la piel. Aun cuando es imposible detener el envejecimiento normal del ser humano, las células madres van a constituir una ayuda permanente conteniendo y enlenteciendo el desgaste natural de los tejidos.