¿En qué consiste la cirugía?

Llamado también rejuvenecimiento facial quirúrgico, consiste en corregir la flacidez y caída del rostro, mediante la remoción de la piel en exceso y ascenso de tejidos profundos, contribuyendo a recuperar un rostro más fresco y descansado, siempre en un rango de naturalidad.

El Procedimiento

Existen muchas técnicas diferentes de ritidectomía, unas estiran la frente y los pómulos, otras el cuello,  se puede incluir además cirugía de los párpados (blefaroplastía), del mentón, de la nariz (rinoplastía) o de la papada dependiendo del caso. El cirujano escogerá la más adecuada para usted. A grandes rasgos consiste en estirar la piel facial o del cuello y resecar la piel que sobra. La duración varía entre 2 a 4 horas dependiendo de la técnica.

 Ventajas

  • Mejora la autoestima.
  • Mínimas incisiones.
  • Anestesia local.
  • Cicatrices no visibles.
  • Resultados naturales.